“Pliobates Cataloniae”, un Hominido de 4-5 kg ​​de peso hace 11,6 millones de años

En las páginas de Science encontramos un artículo firmado por investigadores del Instituto Catalán de Paleontología Miquel Crusafont, del Center for the Advanced Study of Human Paleobiology (The George Washington University, DC), de fósiles y de la Unidad de Antropología biológica de la UAB, que describen un género nuevo, “Pliobates“, a partir de los restos de un pequeño primate del Mioceno encontrado en la serie estratigráfica del Vertedero de Can Mata, con una antigüedad de 11,6 millones de años. Ciertamente, tenemos fuerza descripciones de antropoides, la mayoría de pequeño tamaño, que poblaron África y Eurasia durante el Mioceno. Pero David M. Alba, Sergio Almécija, Daniel DeMiguel, Josep Fortuny, Miriam Pérez de los Ríos, Marta Pina, Josep M. Robles y Salvador Moyà-Solà se la juegan con “Pliobates Cataloniae”. En general, los pequeños simios miocénicos son considerados anteriores a la división entre los dos linajes supervivientes actuales de los “simios cinomorfs” (los monos del Viejo Mundo) y de los “simios antropomorfos” o humanoides propiamente dichos, los cuales “Proconsul” sería el primer ejemplo. Ahora bien, “P. Cataloniae “presenta una serie de características craneales y postcraneales que son comunes a los hominoides. Cladísticament, lo sitúan como una forma más cercana a los hominoides actuales que no “Proconsul”, correspondiente al período anterior a la división entre los dos linajes supervivientes de hominoides, los hilobátidos y los homínidos.

hominido

 

Pliobates Cataloniae

Explicadas las cosas así, tal vez hacemos la impresión de que “Pliobates Cataloniae” es un nuevo eslabón en el camino evolutivo que condujo al ser humano. Esto sería algo inexacto.En el ser humano habría que sumar los otros grandes simios (chimpancés, gorilas, orangutanes) y los gibones. Pero incluso con esta corrección mancaríem a la realidad global del grupo, muchos linajes del que han desaparecido.

Asimismo, Pliobates Cataloniae es interesante en sí misma. Nos habla de un diversidad más profunda y compleja de los pequeños simios catarrino del Mioceno, y más particularmente de los euroasiáticos.

Hablamos de un animal relativamente pequeño, de 4 a 5 kg de masa corporal. La descripción se basa en un fósil de esqueleto parcial, que nos informa de la morfología craneana, pero también del esqueleto apendicular, particularmente de la anatomía del codo y del muñeca. Era un cuadrúpedo arborícola, que trepaba de manera cautelosa y ecléctica. También era capaz de desplazarse suspendido, como hacen ahora los gibones, pero seguramente sin tanta capacidad acrobática. El grado de encefalización es comparable a la de los gibones actuales. El microdesgaste dentario señala una dieta frugívora.

Su lugar en el árbol filogenético

David Alba et al. han realizado un análisis cladístico basada en 300 disparos craniodentals y postcraneales. En el análisis incluyen, además de las especies actualmente existentes de simios, todo un abanico de especies extintas. Este análisis la podemos resumir en este cuadro:
1. Dendropitècids y otros pequeños catarrino del Mioceno.
2. Hominoideos.
2. 1. Proconsul .
2. 2. Otros hominoideos.
2. 2. 1. Pliobates .
2. 2. 2. hominoideos post-miocenos.
2. 2. 2. 1. hilobátidos (actuales gibones y siamangs).
2. 2. 2. 2. Homínidos.

El género “Proconsul” fue descrito por Arthur Hopwood en el 1933, a partir de varios especímenes el más antiguo de los que había sido descubierto en el 1909 en Koru (Kenia).Hopwwod la llamó así en homenaje a los chimpancés cautivos de circos, varios de los cuales actuaban bajo el nombre de “Consul”. El peso corporal de Proconsul africanus era de 18 kg. El siamang ( Symphalangus syndactylus ), que es el mayor de los hilobátidos, pesa unos 14 kg. Así pues, si el “Proconsul” es ancestro común de hilobátidos y homínidos, cabría pensar que los hilobátidos han sufrir un fenómeno de enanismo evolutivo.”Pliobates”, en cambio, haría 4-5 kg de peso, y si éste fuera un antecedente directo de hilobátidos y homínidos, no tendríamos necesidad de considerar un enanismo evolutivo que siempre es difícil de explicar. En este esquema “Proconsul” podría ser visto como una radiación temprana de los hominoideos, con algunas especies de gran tamaño, mientras que habrían proseguido el linaje especies más pequeñas como “Pliobates Cataloniae”.

También es posible que “Pliobates Cataloniae” sea “posterior” a la división de los apellidos de los hilobátidos y homínidos, y pertenezca a los primeros como grupo basal. Es difícil decirlo, ya que el registro fósil de los hilobátidos es muy magro. En cambio, el registro de los homínidos es bastante más rico, como muestran algunas de las descripciones más conocidas que han hecho paleontólogos en este mismo territorio: Pierolapithecus ,Anoiapithecus brevirostris , Dryopithecus spp.

Deja una repuesta